La internacionalización es una tarea de las universidades

La internacionalización es el conjunto de mecanismos que permiten firmar convenios, desarrollar programas de estudios multinacionales, encontrar fuentes de financiamiento, para la facilitación del establecimiento de relaciones, a nivel mundial, entre los actores académicos: profesores, investigadores, estudiantes y administrativos.

La internacionalización es, consecuentemente, una condición necesaria para la realización de las tareas de construcción y difusión de conocimientos, de imaginación de alternativas a los temas nacionales, de actualización de la planta académica y de preparación de los estudiantes.

La internacionalización ofrece a las universidades diversos beneficios directos:

  • Mejora la formación y las habilidades de los estudiantes.
  • Propicia la diversidad social y desarrolla la sensibilidad cultural de los estudiantes.
  • Permite compartir programas de estudio, metodologías y proyectos de investigación potenciando la creación de conocimientos.
  • Promueve y difunde en el extranjero la investigación y las actividades de la universidad.
  • Aumenta la competitividad, la visibilidad y la capacidad de atracción de la universidad.
  • Impulsa la diplomacia cultural.
  • Prepara para hacer frente a los desafíos nacionales y globales.
  • Crea dinamismo interno mediante el desarrollo la autocrítica.
  • Promueve el automejoramiento de las prácticas de gobierno por comparación con otras universidades.